hola

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

23 de febrer de 2016 // 

Mi madre de 103 años vive en un Geriátrico de Palau.En mayo me avisaron de un empeoramiento en su salud.Me llevaron allí pues yo no podía conducir.No aparecí por SPM hasta la mañana siguiente. Mi coche a las 8:12 se lo había llevado la grua.A partir de las 8 estaba prohibido el estacionamiento por poda. El 25 mayo presenté recursos basados principalmente en que solo había sobrepasado 12 minutos, y en que había estado con una anciana según certificado que aporté. Pasados 5 meses sin respuesta contacte con alcaldía quejándome del siléncio. Se me ha escuchado y mediado pero he observado escasa sintonía entre como percibían el tema políticos y técnicos. Desde alcaldía siempre se ha reconocido que humanamente mi caso era atendible pero desde la parte técnica se insistido en que la ley es la ley.Personado en Sanciones se me dijo que mis recursos no les habían llegado.(¡¡ya podía estar esperando¡¡). Alegué que un camión de Brigadas había provocado consecuencias similares a las que a mí se me sancionó. Me irrita soportar que se pierdan nuestros escritos. Todo esto queda impune y viendo que el cumplimiento de la legalidad obliga solo a una parte me pregunto ¿es que solo los ciudadanos hemos de cumplir? ¿solo nosotros hemos de asumir la responsabilidad de nuestros actos? Después de aportar todo nuevamente el 21 diciembre me requieren aporte un nuevo certificado indicativo de que dormí en la Residéncia. Me negué por parecerme indigno tener que demostrar donde y con quien había pasado la noche siete meses atrás, además de no querer molestar más al Centro. Lejos de rectificar un extravio documental ponían más problemas. En mi conversación con la letrada, se enroca en que debe aplicar la ley y yo la he incumplido. Da miedo tanta invocación a la norma y tan poca a la responsabilidad personal que es la capacidad de responder adecuadamente a una situación pretendiendo que todas se puedan encajar en unos preceptos. No ha sido hasta, a los nueve meses, que con argumentos farragosos basados en leyes y leyes se desestiman mis argumentos. Me invitan a acudir a los tribunales aún sabiendo la calamidad que es el sistema judicial que desprecia a los débiles y privilegia a la administración que para defenderse usa los recursos públicos , aportados precisamente por los débiles Espero que este afán normativista con que resuelven los técnicos pero que adoptan los politicos, haga pensar a éstos que hacer política es tomar iniciativas, posicionarse y mantener la postura. Y que pueden delegar en otros pero no pueden ampararse en un reglamento para eludir su responsabilidad personal porqué la ciudadanía entiende y perdona el error pero no la incoherencia o que se falta a la palabra dada.

José Arbizu. Can Folguera